Sin condiciones para modificar la reforma fiscal: analistas

HACIENDA CONFIRMA QUE NO HABRÁ INCREMENTO DE IMPUESTOS

EL ECONOMISTA Los empresarios están acostumbrados a los beneficios fiscales, aseguraron los analistas.

Ante el compromiso por parte del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, de que en el 2016 y en la discusión del paquete económico se mantendrá el Acuerdo de Certidumbre Tributaria, analistas coinciden en que es una postura acertada, ya que el país no cuenta con las condiciones necesarias para modificar la reforma fiscal.

“No habrá nuevos impuestos, no habrá incrementos a los impuestos existentes; hay quien habla de que podría haber un IVA en alimentos o en medicinas. Nada más falso, nada más engañoso. Por supuesto que no lo habrá”, aseguró.

Durante la VII Reunión Plenaria de Senadores del Partido Revolucionario Institucional y el Partido Verde Ecologista de México el pasado viernes 28 de agosto, Videgaray confirmó que mantener el acuerdo tributario es hoy sumamente valioso ante la caída de los ingresos petroleros.

“Si la caída en los ingresos petroleros va a ser duradera, tenemos que tomar una decisión como país sobre cómo vamos a enfrentar esta caída, y hay tres opciones: subiendo los impuestos, nos endeudamos, o nos apretamos el cinturón y bajamos el gasto del gobierno”, explicó.

Es así que algunos analistas consultados coinciden en que el gobierno federal no debería echar atrás la reforma fiscal en favor del sector privado, dado que “no existen las condiciones económicas necesarias para lograrlo y se generaría mayor inestabilidad”.

Herbert Bettinger, socio director de Bettinger Asesores, comentó que debido a que la reforma fiscal dañó la economía, muchos empresarios le están pidiendo a la Secretaría de Hacienda cambios fiscales, pero “tenemos que ser lógicos y congruentes porque no tenemos de dónde como país”.

“La economía no está en el momento indicado de modificar los impuestos, está en el momento de administrar bien los ingresos y controlar la informalidad”, aseveró.

Empresarios quieren recuperar beneficios fiscales

Por su parte, Marco Cansino, director general de Inteligencia Pública, comentó que la Iniciativa Privada sólo busca recuperar los beneficios fiscales que le permiten eludir el pago de impuestos.

“Sí, es cierto que la reforma inhibió una parte del consumo, pero los argumentos de la Iniciativa Privada sólo están dirigidos a recuperar los privilegios fiscales que tenían para eludir y consolidar impuestos”, acotó.

Al mismo tiempo, evidenció que los empresarios están sumamente acostumbrados al sistema de sustituciones de importaciones, donde tenían grandes beneficios fiscales, incluso arancelarios y de proteccionismo; de ahí la insistencia por modificar la reforma.

“Con la reforma fiscal lo que se hizo es que cada una de las empresas pagara de manera independiente sus impuestos (en caso de que un empresario tuviera más de dos empresas) y eso les afectó gravemente”, dijo. Y en vez de irse a la eficiencia administrativa, “lo que ellos quieren es gozar de privilegios fiscales”.

Raymundo Tenorio, economista del Tecnológico de Monterrey, agregó que algunas de las deducciones que solicita el sector privado en cuanto a las prestaciones laborales de sus trabajadores no las ve necesariamente positivas, pues lo único que hacen es poner en desventaja a las pequeñas empresas para deducir impuestos.

“Por ejemplo, si trabajo para una empresa corporativa, en donde me dan un seguro de gastos médicos mayores, esto no debería ser deducible, porque ya no estamos en una situación de equidad tributaria para las empresas que no pueden dar este tipo de prestación”, refirió.

Al respecto, Fernando Montes de Oca, director general de HR Ratings, mencionó que si bien el impacto de la reforma fiscal se percibió durante los primeros meses del 2014, no espera que el gobierno realice algunas modificaciones importantes para el próximo año.

“Si se cambia la reforma fiscal, los ingresos se podrían ver afectados por el tema petrolero, aunque la volatilidad en los mercados financieros es lo que genera mayor nerviosismo”, sostuvo.

valores@eleconomista.mx