No son sinónimo de evasión

Sin embargo, retomó “por otra parte, esta medida es agresiva para las personas porque el SAT considera que, al recibir depósitos bancarios superior a los 15 mil pesos, estas evadiendo impuestos cuando a lo mejor no es así pues puede tratarse de un préstamo bancario, una herencia, una donación, o de otro tipo de recursos que no tienen nada que ver con una actividad económica” dijo.

Por todo ello, manifestó “ahora que el SAT ordenó más de 16 mil auditorías directas a quienes presentan en sus cuentas barias depósitos en efectivo con montos significativos, las personas que consideran no evaden impuestos deberán de defenderse siempre y cuando tengan las pruebas ya que de lo contrario, tendrán que cumplir”, llamó.

Por ejemplo señaló “si a mí como contribuyente me llega a mi domicilio por parte de Hacienda una carta y un formulario para el pago del gravamen omitido, yo puedo devolver una carta al SAT explicando los motivos del porque recibí dicho depósito bancario, pero insisto siempre y cuando se tengan las pruebas”, expresó.

Ya que mencionó “en caso de que dicho dinero no haya sido por motivos de Hacienda el ciudadano no tiene por qué pagar impuestos; de manera tal que cualquiera que haga fiscalización al SAT debe ser en apego a los derechos a los contribuyentes“.

Ruiz recordó que, desde el 2008, existe el Impuesto a los Depósitos al Efectivo, mismo que indica que todo depósito en efectivo que en un mes reciba una persona superior a 15 mil pesos se le retenga el 3% para entregarlo a Hacienda.

“Dicho impuesto se propuso como un impuesto de control lo cual considero como algo positivo; sin embargo, habrá que revisar la parte de las personas que por alguna causa se les depositan préstamos o donaciones y que están en la mira de Hacienda por lo mismo”, concluyó.

Cabe señalar que esta acción que implementará el SAT para regularizar el pago del ISR correspondiente al ejercicio fiscal del 2009, proyecta recaudar alrededor de 5 mil millones de pesos.

El SAT expuso que estiman una recaudación de 5 mil millones de pesos por los contribuyentes a los cuales se les mandaron cartas. Sin embargo, la cifra de recaudación puede aumentar, una vez que “no hay un monto total de la omisión”, principalmente en las 16 mil auditorías.

En 2007, el Congreso aprobó una reforma fiscal que contempla la aplicación de un impuesto de 2% a los excedentes mensuales en depósitos bancarios en efectivo que superaran los 25 mil pesos, ya sea en moneda nacional o extranjera. El Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE) comenzó su operación en julio de 2008 y para 2010 la tasa pasó a 3% en montos superiores a 15 mil pesos.

La autoridad aseguró que el IDE, el cual no fue creado para recaudar, sino para fiscalizar, empieza a generar resultados favorables.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*